miércoles, 23 de mayo de 2012

Difícil, no imposible. Goazen neskak!

Como vais a leer, no solo vivo ni escribo de mis Rojillos. 
El fútbol sala es otra de mis pasiones. Si pasiones, llamémoslo así.
Allá voy con está entrada tan ilusionante.

Por fin, después de seis años jugando a fútbol sala llega la recompensa para la gran mayoría del equipo. ¡Llegar a una final!
Somos un equipo formado por once chicas de entre 16 a 19 años. 
Todas siempre hemos pertenecido al Xota. La mayoría llevamos seis años en el club.
Eramos dos equipo diferentes.
Las chiquitas, (por llamarnos de alguna manera) Xota Infantil Femenino.
Y las mayores, Xota Cadete Femenino.
Esos fueron nuestros principios en el club.
Pasaron los años y fuimos pasando de categorías, hasta que nos tuvimos que enfrentar.
Había pique entre los dos equipos, joder que si había pique. La primera vez que nos enfrentamos las "mayores" nos ganaron. Pero poco después hubo revancha. ¡Nunca se me olvidará ese partido!
Pasaron unos años y hubo gente que tuvo que dejar el equipo, tanto del equipo de las mayores, como las pequeñas y desde el club se decidió de tener un solo equipo de chicas. Así se formó el gran equipo, Xota Juvenil Femenino.

Llevamos dos años juntas, al principio fue raro, a penas nos mirábamos ni nos dirigíamos la palabra, lo que decía anteriormente, había pique. Pero la primera temporada fue avanzando, tengo que decir que no fue fácil para muchas pero no nos rendimos, y tras algún que otro cambio, Xota Juvenil Femenino se solidó más que nunca, y tras la gran victoria ante el Orvina (0-1) empezamos a confiar unas en las otras, no nos quedaba otra, eramos y somos un equipo.
Hasta día de hoy. 
Hemos quedado quintas en liga de once equipos del grupo 1. Algún puntico que se nos ha escapado por ahí...
Pero la verdad es que la copa ha sido, muy buena, que me corrija el míster si no ha sido así. Es verdad que en algún partido hemos tenido algún empanamiento que otro, es verdad. Pero por lo demás, perfecto, por eso estamos en la finalísima.

Después de un partido de semifinales de locos ante las chicas del Tafatrans en el que terminó 1-0.
Marcamos (Sara) muy pronto y tuvimos que aguantar este resultado hasta el final.
Yo ya me veía en penaltis, pensando que las de Tafalla nos iban hacer la jugarreta de marcar en el último segundo. Pero por una vez, la suerte, el milagro o al saber que fue eso, estuvo con nosotras y conseguimos el pase a la  final-finalísima.

Eramos las chicas más felices del mundo y hubo fiesta el el vestuario. Hasta alguna que otra se metió a la ducha con la ropa puesta, a mi no me pudieron meter. No, no. Pero prometo que si ganamos la final, me meto a la ducha con ropa, rodilleras y todo el kit puesto. 

En ese momento de locura aún no sabíamos quien iba a ser nuestro rival en la gran final.
Había dos opciones: Ademar o Aldabide.
Pues nos tocó bailar con la más fea. Aldabide será nuestro rival en la final.
Final que se jugará el sábado día 26 en Orvina a las 11:00 de la mañana.

Las estadísticas no son buenas contra el equipo arbizuarra. Hablando claro, son nefastas.
Cuando jugábamos en equipos separados, las mayores, si que pudieron ganar algún partido contra ellas, pero yo, el equipo de las chiquitas, nunca les hemos ganado. 

Por contar una anécdota nuestro primer partido, cuando empezamos en fútbol sala fue contra ellas, 14 goles que pasaron debajo de mis piernas. El final fue 1-14. Aún me acuerdo de como celebré el único gol que marcamos (Nekane, actualmente en el Aldabide). Salí a la mitad del campo como si hubiéramos ganado, que se yo, el mundial por lo menos. ¡Qué recuerdos!

(Tranquil@s, poco a poco fui mejorando eh! Ja, ja, ja...)

Pero Xota Juvenil Femenino solo ha conseguido un empate (2-2) contra ellas.

Sabemos que lo tenemos difícil, pero esta claro, aunque aveces tengamos nuestras dudas, que no es imposible. Va ser un partido de espectáculo total. Espero que la ilusión y las ganas que tenemos nos den una buena pasada y consigamos la copa.
Puede que este mal que yo lo diga pero...¡nos merecemos ganar más que nadie!
Tenemos que ganar para acabar bien la temporada y para callar alguna que otra boquita...
Nosotras nos lo merecemos, pero el que verdaderamente se lo merece es nuestro entrenador, Igor.
¡Cuánta paciencia tiene! Espero que el sábado no le de algún telele ni nada de eso... últimamente está sufriendo mucho en el banquillo. 
Te vamos a dar la alegría de ganar la copa Igor, lasai.

Yousra, Melissa,  Itxaso, Izaskun, Uxue, Ainara, Leire, Sara, Arantxa, Ainhoa y yo. 
Somos las componentes de un equipo que el sábado ganará la copa.
Goazen neskak!
Goazen, XOTA JUVENIL FEMENINO!



3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Esperemos, como he dicho: ¡nos la merecemos! ;)

      Eliminar
  2. que grande eres Edurne, después de ganar a las de mi parte, lo único que deseo, es que el sabado, la suerte os acompañe más que nunca, y ganeis ese pedazo de copaza...estoy convencida que será así, y sino, no te quepa duda como dice mi hijo, que ser SUB.CAMPEONES, o en este caso SUB.CAMPEONAS, no es ningún desprestigio, es todo un orgullo. Todavía recuerdo, cuando te vi por primera vez en mi pueblo...Un besico, y mucha mucha suerte para el partidazo.

    ResponderEliminar